En Prefiero en Casa, queremos ayudar a nuestros mayores a envejecer dignamente en su casa. Nos ocupamos de seleccionar a los mejores cuidadores para que ofrezcan un trato personalizado de calidad a nuestros seres queridos y así los familiares puedan quedarse tranquilos al saber que sus padres o familiares están bien atendidos. Para cuidado de mayores a domicilio, Prefiero en Casa.

 CUIDADO DE MAYORES A DOMICILIO 

Asistencia domiciliaria de calidad

A las familias nos encantaría poder cuidar y acompañar a nuestros padres y madres en la vejez, igual o mejor de lo que ellos nos cuidaron cuando éramos pequeños. No hace tantos años, en muchas casas, convivían las tres generaciones: abuelos o abuelas, padres y madres y los hijos e hijas. Pero con los años, las familias han evolucionado y se han reestructurado de manera que apenas hay tiempo, dinero u espacio para estar a cargo de tantas personas.

Con el aumento de la esperanza de vida, vivimos más años que generaciones pasadas, de hecho, ahora cumplir más de 85 años se ha convertido en algo frecuente; Sin embargo, con ello ha aumentado también el nivel de dependencia y discapacidad, disminuyendo la calidad de vida de estas personas en sus últimos años. En Prefiero en Casa, creemos que vivir más no tiene por qué significar vivir peor. A medida que vamos cumpliendo años, damos cada vez más importancia a nuestros recuerdos, nos aferramos a nuestras cosas y valoramos nuestras costumbres, por ello ¿a quién no le gustaría poder envejecer en su propia casa? Ya sabemos que cambiar nuestro entorno cuando nos hacemos mayores nos desorienta, perdemos nuestra intimidad y esto puede llevarnos a un prematuro deterioro cognitivo. Seguir viviendo en casa con una edad avanzada o en situación de dependencia, requiere que alguien esté pendiente de nosotros. Tener a una persona que nos cuide en casa, fomenta el mantenimiento de nuestra autonomía, que la persona se adapte a nuestras costumbres y hábitos, haciendo un trabajo completamente personalizado y adaptado a nosotros y a nuestras necesidades.   Algunas personas, necesitan que les ayuden en cosas tan necesarias y básicas como el aseo personal, vestirse, o comer, mientras que otras buscan a alguien que les ayude a mantenerse ocupados, disfrutar de sus aficiones, sentirse acompañados y escuchados. Por lo tanto, para el cuidado de mayores a domicilio, es indispensable adaptarnos a sus rutinas y necesidades específicas.

Por supuesto, nos gustaría que fueran nuestros hijos quienes nos cuidaran, pero ésta es una labor que, además de requerir de muchísima paciencia y dedicación a jornada completa, en muchos casos necesita personal cualificado y preparado para ello. A esto se le añaden las complicaciones del día a día, como las jornadas laborales, los problemas de conciliación y el cuidado de los propios hijos, que dificultan que puedan cuidar de sus padres o madres en situación de dependencia.  Además, que un familiar se limite exclusivamente a atender a la persona en situación de dependencia, requiere de un horario extenuante, sin límite de horas, causando un enorme agotamiento que, sin quererlo, produce sentimientos negativos hacía la persona a cuidar, afectando notablemente en su cuidado. A esto se le llama Síndrome del cuidador quemado.

En Prefiero en Casa somos muy conscientes de esta problemática y es justo por esta razón, por la que nacimos con el firme propósito de poder ayudar tanto a los familiares a resolver un problema que les preocupa mucho, como a nuestros mayores a envejecer dignamente en su casa. Nos ocupamos de seleccionar a los mejores cuidadores para que ofrezcan un trato personalizado de calidad a nuestros seres queridos y así los familiares puedan quedarse tranquilos al saber que sus padres o familiares están perfectamente atendidos.

Para el cuidado de mayores a domicilio , nosotros hacemos una búsqueda totalmente personalizada de buenos profesionales que cuenten con una gran vocación, una buena formación y demostrada experiencia. Además, apostamos por realizar una labor de seguimiento tanto de la persona a atender como del cuidador, para comprobar que ambas partes están contentas con el trato, ya que esto influye directamente en los cuidados que recibirán nuestros familiares que se encuentran en una situación de necesidad para realizar sus actividades básicas de la vida diaria (ABVD).

Para cuidado de mayores, siempre mejor en sus domicilios. ¡Cuídalos como te gustaría que te cuidaran a ti!

cuidado de mayores a domicilio